Despedimos a una colaboradora

Con profunda tristeza despedimos a nuestra incondicional colaboradora, la Prof Graciela Sklepek. Solo nos queda el consuelo de pensar que ahora desde el cielo sigue acompañándonos. La familia de la Fundación Tupá Rendá pide a Dios que brille para ella la luz que no tiene fin, y para sus seres queridos el consuelo ante tanto dolor.

GRACIAS GRACIELA POR EL CAMINO COMPARTIDO, EL CORAZÓN GENEROSO Y LA MANO TENDIDA

Recuérdame
DAVID HARKINS

Puedes llorar porque se ha ido, o puedes
sonreír porque ha vivido.

Puedes cerrar los ojos
y rezar para que vuelva o puedes abrirlos y ver todo lo que ha
dejado;
tu corazón puede estar vacío
porque no lo puedes ver,
o puede estar lleno del amor
que compartisteis.

Puedes llorar, cerrar tu mente, sentir el
vacío y dar la espalda,
o puedes hacer lo que a ella le gustaría:
sonreír, abrir los ojos, amar y seguir.